5 de agosto de 2016

Las telenovelas brasileñas de los 90 en España

Tras el repaso que ya hicimos de las telenovelas brasileñas emitidas por TVE en los 80, estrenamos década y cadenas. Con la llegada de la televisión privada las parrillas de programación aumentaban, pero no así la emisión de telenovelas brasileñas. El éxito de Cristal propició que mayormente nos llegaran culebrones de origen venezolano en un primer momento y posteriormente también mexicanos, argentinos...

No queremos empezar este repaso a las telenovelas brasileñas de los 90 sin hacer una mención especial a la que prácticamente inauguró la programación de las televisiones autonómicas de Galicia y Cataluña a mediados de la década anterior. 

L'esclava Isaura / A escrava Isaura

Tanto TV3 como TVG la eligieron como primera telenovela de sus programaciones doblándola a su propio idioma. En el caso de la Televisión de Galicia supuso la primera serie que se dobló a esta lengua. 


Basada en la novela de Bernardo Guimarães narra la historia de una esclava mestiza que vive en la hacienda en la que trabajó su madre ya fallecida. Su ama la trata como a una hija, no así su amo, quien la desprecia. Antes de que reciba la carta de libertad por parte de sus amos, estos mueren, quedando al amparo de Leoncio, el mezquino hijo del matrimonio. A partir de entonces Isaura vivirá continuas desgracias a manos de su nuevo patrón.

El director general de TVE por aquel entonces José María Calviño criticó duramente que se emitiesen dichos folletines en las teles regionales, pero no le impidió sucumbir a la moda cuando inauguró la televisión matinal al incluir en ella Los ricos también lloran.

La gata salvaje

Antena 3 inició su paso por el mundo de las telenovelas, con dos provenientes de Brasil y ambas estrenadas el mismo día, el 29 de enero de 1990. La primera de ellas era esta La gata salvaje, que se emitía a mediodía. Contaba la historia de una chica traumatizada por una tragedia familiar de su infancia. Transcurría en nuestros días, como bien se puede comprobar en la cabecera (al menos en aquellos ochenteros días).

Roque Santeiro

En la sobremesa de ese mismo día, a las 3 de la tarde se estrenaba Roque Santeiro. A pesar de que fue una de las novelas más vistas de su país con audiencias monstruosas, aquí este culebrón iría dando tumbos por la parrilla de Antena 3 hasta terminar emitiéndose a la 1 de la madrugada. La historia contaba los supuestos milagros que hacía una difunta celebridad de un pueblo, el tal Roque Santeiro, pero todo se tuerce cuando el muerto resulta estar vivo. La telenovela estaba basada en una obra de teatro prohibida en su país y ya hubo un intento de hacer una serie una década antes de esta, que data de 1985.


Días de baile

En el verano de 1990, Telecinco añadía a sus tardes una serie con marchosa cabecera que ya se había visto en TV3 años antes. La trama se centra en plena época de la música disco, y dicha música y discotecas sirven de contexto a una historia de venganzas familiares. En el reparto, el público español se encontraba a viejos conocidos de las telenovelas brasileñas, como la famosa Sonia Braga, que fue Gabriela o a Gloria Pires y Lauro Corona, pareja protagonista de Derecho de amar.


Pasarela

Ya en 1991, desde el 7 de enero se emitió en Antena 3 la serie centrada en el mundo de la moda Pasarela. Su título original era Ti ti ti. En su reparto estaba la protagonista de La gata salvaje Malu Mader y el protagonista de La fuente de piedra Adriano Reis, que apareció en la portada de TP por esa serie cuatro años antes.


Vientre de alquiler

Un tema polémico fue el que tenía la nueva telenovela que Telecinco estrenó en el otoño de 1991. Javier Basilio hacía las introducciones de cada capítulo de Vientre de alquiler en lo que fue su último trabajo. 


Ana y Zeca quieren tener un hijo, pero tras muchos intentos no lo logran. Así que deciden contratar un vientre de alquiler por 20.000 dólares. La cosa se complica, cuando Clara, la madre elegida empieza a coger cariño al futuro bebé y se entera que no podrá tener más hijos después de ese. 


Sus dos protagonistas aparecieron en la portada de Teleprograma, y una de ellas, Cassia Kiss hizo la promo de Telecinco anunciando el estreno de la serie. 


Marquesa de Santos

Maitê Proença protagonista de Dona Beija en 1989 se metía en la piel de un personaje real en esta serie de 24 episodios que TVE estrenó un 1 de julio de 1992 a la 1 de la madrugada. Ni que decir tiene que pasó totalmente desapercibida. 

En el año 1819, el alférez Felisio, al regresar a casa sorprende a su mujer con otro hombre. Tras esto decide expulsarla de casa, haciéndose cargo de ella su padre que la lleva consigo a la ciudad. Una vez allí, conoce casualmente al príncipe heredero al trono de Brasil. Todo un cuento de hadas de la vida real. 

Se emitió cada madrugada, de lunes a jueves hasta su final el 10 de agosto. 


Dime Luna

Si Marquesa de Santos pasó desapercibida a la 1 de la madrugada, peor le fueron las cosas a Dime Luna cuando se emitió a las 6 de la mañana o incluso a las 3. Aunque se estrenó a mediodía, enseguida desapareció de la parrilla para reubicarla en las madrugadas, donde tuvo dos pases completos en los horarios antes mencionados. Era una coproducción de TVE con una televisión brasileña, pero ni así logró salvarse de la quema. Se estrenó en el verano de 1993.


Y ahí terminan las telenovelas brasileñas emitidas en España en los años 90. Esperamos que no se nos haya olvidado ninguna. Y si es así podeis hacérnoslo saber. Habría que esperar a 2001 para poder volver a ver una telenovela de ese país, nuevamente doblada. Y por primera vez en las tardes de La Primera: Terra Nostra.



4 comentarios:

  1. Es una pena que las novelas brasileñas no tuvieran mejor repercusión en España. Pienso que el doblaje, demasiado engolado y artificioso de la penísula, les hizo bastante mal restándole la naturalidad y la frescura que siempre tuvieron como uno de sus grandes méritos.

    ResponderEliminar
  2. Por otro lado - y me disculpan que comente por partes, es que me entusiasma el tema :) - no sé quién fue menos hábil si los vendedores brasileños o los compradores españoles.

    En un país, donde arrasó Cristal no iba a funcionar Roque Santeiro (por muy próximo que sea el costumbrismo al espectador peninsular y latinoamericano). Menos doblado en español peninsular.

    El espectador español buscaba lagrimones (la historia lo probó con creces) y Roque no los traía.

    Muchas veces, el éxito en el país de origen o en 'casa del vecino', es la mejor propaganda de un producto. Pero se olvidan de todos los factores socio-culturales que influyen en ello.

    Más en Brasil, donde la Globo es hegemónica y la costumbre se casa con la maquinaria publicitaria que la envuelve.

    No se puede acusar a TVE de no haberlo intentado. Quisieron coproducir con la 'mejor' (sin dudas), pero apostaron por la peor opción posible. Dime luna (Lua cheia de amor, remake de Dona Xepa) no era 'la' historia.

    Hubieran hecho como la SIC de Portugal que coprodujo Mujeres de arena un culebrón con todas las de la ley.

    Para el 90, ya la Globo tenía en su catálogo varias historias con fuerte matiz folletinesco (ej. Vale todo, La reina de la chatarra) o novelas más románticas de las 6, que podrían enamorar al televiente.

    Tengo una pregunta: viendo el video de Vientre de alquiler, escuché a un locutor venezolano anunciando el título... ¿la novela se emitió con su doblaje original? ¿o se volvió a doblar en España?

    Por cierto, tengo entendido que en España Dime luna se emitió con una canción de Julio Iglesias en la apertura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu aporte. Sobre el locutor venezolano supongo que te refieres al final de este video: https://www.youtube.com/watch?v=seoj_zAY4Fs

      No se si se emitió con doblaje latino, pero podría haber sido así pues Pasarela (Ti Ti Ti) se emitió de esa manera en España.

      Tambien puede ser posible que Dime Luna usase una canción de Julio Iglesias. La telenovela La loba herida ya usaba su voz en aquella epoca. Pero como pasó sin pena ni gloria, no tenemos constancia de ello.

      Por si no viste nuestro post sobre las telenovelas de los 80, aquí lo tienes: http://tpenblog.blogspot.com/2014/10/las-telenovelas-brasilenas-de-los-80-en.html

      Saludos!!

      Eliminar
    2. ¡Sí, claro que lo vi! Por eso fue que caí en este.

      Me acuerdo que en el año 95 leí un reportaje muy extenso sobre el 'descubrimiento' del culebrón en España y se hablaba en presente de muchas de las cosas que aparecen, ya, en pasado - como es lógico aquí...

      Del éxito inusitado de Cristal, de la apuesta por las brasileñas de Telecinco (supongo, por ya tener un buen antecedente en Italia, donde sí funcionaron muy bien en los 80).

      Incluso traía una foto muy sensual de Sonia Braga, sentada en un sillón de mimbre y con un ropón blanco, que me hizo pensar que Dancin' Days era un novelón glamuroso.

      Hoy, que gracias al YT, he podido verlo me doy cuenta que no tiene ni de uno, ni de otro (muy a pesar de sus buenos diálogos, su enfoque realista y los personajes tan ricos en todos los aspectos).

      No entiendo cómo aquello pudo tener tanto éxito en varios países.

      Traía, además, una cita de Delia Fiallo, que decía que en Cuba era 'un crimen enamorarse' o algo así, porque no se emitían sus telenovelas...

      Sin saber que aquí se vieron varias de esas novelas brasileñas que habían puesto allá (La esclava, Doña Beija, Derecho de amar, Roque Santeiro) con enorme éxito.

      Los periodistas, algo snobs, se preguntaban cómo podían tener tanto éxito productos que no se podían parar al lado de Dallas, Falcon crest, Dynasty, que se veían en España por aquel entonces (como en todo el mundo).

      La revista era española. El nombre se lo debo.

      La pregunta del doblaje la hacía, porque quería ver si había una correspondencia entre aceptación y doblaje.

      Hoy quizás podamos verle defectos, pero el doblaje venezolano era muy efectivo y sobre todo neutro (no como el mexicano plagado de calcos y mexicanadas).

      No me imagino a los personajes de Roque Santeiro hablando con C y Z, jejeje

      Ahhhh, pero aún resuenan en mis oídos las voces en español de los personajes que eran hilarantes.

      He visto Fuerza del deseo con doblaje español y es otra cosa. Aunque más tolerable, por ser de época.

      Gracias por publicarme el comentario y responder.

      Me agradaron muchos los textos y los compartí en mi espacio Brasilescopio dedicado a la telenovela de Brasil.

      Eliminar